Buscar

Continuamos trabajando sobre la interacción...

Actualizado: 2 de sep de 2019

La segunda sesión nos permitió volver sobre el concepto de mediación. Frédérique, la formadora, nos pidió definir ambos conceptos y discernir las diferencias entre ambos. Finalmente, acordamos que, en una mediación, había una voluntad de transmitir una información a otra persona que no podía acceder a ella por diferentes motivos (nivel de idioma, desconocimiento de la realidad de la otra cultura...). El mensaje, normalmente, se tenía que adaptar, simplificar, para hacerlo accesible a nuestro interlocutor o interlocutora.

Hubo un debate ciertamente interesante sobre la pertinencia de ciertas definiciones del volumen complementario (VC) del Marco Común Europeo de referencia respecto a la expresión escrita. En uno de los apartados en los que se habla sobre la interacción escrita, se afirma que "la lengua utilizada se asemeja a la lengua oral". Michèle enseguida replicó que esto no era así, y que había escritos como, por ejemplo, una carta de reclamación, cuyo registro de lengua correspondía a un lenguaje formal pero sí que era una interacción escrita.

Después, Frédérique nos propuso trabajar con diferentes textos relativos a "faits divers" (sucesos) como documentos interesantes para desarrollar la interacción oral y escrita. Primero, tuvimos que distribuirnos en tres grupos. Posteriormente, cada grupo trabajó con un "fait divers" diferente. La actividad consistía en intentar recomponer los textos de los otros grupos a partir de cinco palabras que sintetizaban las ideas esenciales de los mismos.

Los "faits divers" resultaron ciertamente divertidos, sobre todo uno que nos propuso Frédérique y que relataba la historia de un motero que viajaba con su mujer y que no se dio cuenta de que su mujer no iba en la moto hasta mucho después. La actividad de interacción que nos propuso fue imaginar el interrogatorio al que el motero podría ser sometido por parte de la policía (ver foto).

Finalmente, se nos presentaron varias actividades de interacción en las que se insistió en la necesidad de que fueran lo más auténticas posibles y se nos propuso una tabla de autoevaluación para los alumnos extraída de un manual de fonía y grafía (ver foto).

En conclusión, estos días hemos podido debatir e intercambiar ideas, opiniones y actividades sobre los conceptos de mediación e interacción. Sin embargo, somos conscientes de que todavía queda mucho camino por recorrer para que ambas competencias formen parte efectiva de nuestro quehacer diario como docentes... En fin, ¡habrá que trabajar para llegar a nuestro objetivo!

Michèle y Yolanda

0 vistas

Mediation and its Evaluation: Development and Inclusion for Adult language Teaching in Erasmus+ © 2019

  • Facebook - círculo blanco
  • Twitter - círculo blanco